La protección catódica es un modo electroquímico para la previsión y la comprobación de la corrosión, consiste en la polarización del metal que se desea preservar, esto se logra con potenciales más electronegativos que el potencial natural de dicha aleación.
La protección catódica por ánodos de sacrificio es el recurso a las cuestiones de corrosión actuales, obteniendo la interrupción completa del desarrollo de corrosión, aun iniciada.
La corrosión galvánica y los tipos más frecuentes de corrosión en suelos, se pueden proteger por medio de ánodos de sacrificio de magnesio ya que están desarrollados para la protección de suelos de media y alta resistividad además sirven para agua dulce.
Existen diferentes aplicaciones entre las cuales son: tuberías y depósitos enterrados, así como para interior de depósitos y acumuladores de agua dulce.
Algunos de los tipos de ánodos con los que ESVA Solutions cuenta son: Ánodos de magnesio con pletinas, ánodos de magnesio para atornillar, ánodos de magnesio tipo rod, ánodos de magnesio con cable, ánodos de magnesio para condensadores, ánodos de magnesio HD, ánodos de magnesio H1, ánodos de magnesio de 17 libras, ánodos de magnesio de 20 libras, ánodos de magnesio de 32 libras, ánodos de magnesio de 48 libras, entre otras opciones.

Abrir chat